martes, enero 25, 2005

Y, el último hombre


Lo admito. Los relatos post-apocalípticos me apasionan (léase Soy leyenda de Richard Matheson, 1984 de George Orwell o Mad Max). La idea de que media civilización de homo sapiens haya sido arrasada por un holocausto nuclear y los pocos supervivientes, aunque relativamente organizados, luchen por defender a muerte lo poco que les quede, no me deja dormir tranquilo.

Sin embargo, hay un autor cuya obra ha logrado inscribir el mundo del cómic dentro del género de exterminio humano: Y, the Last Man de Brian Vaughan (destaco también su serie regular de thriller-político-superheroico Ex-Machina).

Un día como cualquier otro, tanto humanos y animales que tienen el cromosoma Y mueren de forma instantánea se encuentren donde se encuentren y hagan lo que hagan: en medio de la calle, en el despacho, comprando el pan o pilotando un caza F-18. Como consecuencia, sólo consiguen sobrevivir los seres humanos hembra. Aún así, y este es sólo uno de los misterios de la obra, hay dos supervivientes: Yorick, un joven escapista y Ampersand, su mono acróbata.

Una vez consciente de lo ocurrido, nuestro protagonista decide irse a Australia para encontrase con su novia y, de este modo, repoblar la población mundial. No obstante, las mujeres que tienen ante sí a una nueva era sin hombres descubren la existencia de un superviviente y se proponen cazarlo y retenerlo, formando tribus urbanas llamadas Las Amazonas. A lo largo del comic-book somos testimonios de la odisea de Yorick y de las diferentes realidades con las que se va encontrando a lo largo de unos Estados Unidos devastados.
 Posted by Hello